Encuentran a su otro yo en un museo y no dan crédito a sus ojos

A veces el arte clásico puede llegar a ser un poquito dificil de digerir, pero pensemos que puede ocurrirnos lo mismo que a estas personas y busquemos a nuestro otro yo en las pinturas antiguas de los museos.